Recientemente, durante el último Encuentro con las participantes de la Membresía “Mujer Despierta en Evolución”, algunas de las asistentes comentaron las resistencias que emergían a la hora de promocionarse de una manera consistente en las Redes Sociales, y cómo esta situación las conectaba por una parte con la frustración y la presión de no saber que compartir con la frecuencia que se supone había que hacerlo y por otra parte con el miedo a no poder vender sus servicios si no aparecían con esa frecuencia que se espera, en las Redes Sociales.

Un verdadero dilema para las Emprendedoras Espirituales que se sienten abrumadas por todo lo que demanda estar activas en este mundo digital que hemos construido.
Y una de las cosas que comenté es que “hemos de aprender a utilizar las Redes como una herramienta, de manera que ellas trabajen para nosotras y no que seamos nosotras las que trabajemos para ellas y nos esclavicen”

Así que, si te sientes identificada con esta situación, te invito a que reflexiones sobre cuál es el verdadero rol de las Redes Sociales, de manera que liberes tus miedos y tus resistencias.

 

Y para ello, aquí te sugiero que explores estos cuatro pasos:

 

🌿 Uno de los primeros pasos a tomar es saber desde donde se generan tus clientes realmente. Puede que vengan de tus conexiones personales, por referencias, a través de tu blog o desde tu lista de contactos. Averígualo, porque lo cierto que no siempre se generan ingresos solo por publicar en las redes sociales.

🌿 Y es siguiente paso, es descubrir de qué manera somos más auténticas cuando compartimos en las Redes. Puede que te guste escribir artículos, o hacer podcast, o grabar vídeos …. No tienes por qué hacerlo todo, sino elegir dónde eres más efectiva, según tus dones y talentos.

🌿 Aprende a moverte según tu propio ritmo y comparte cuando así lo sientas, no porque debas hacerlo. Si se hace solo desde la urgencia de conseguir clientes, al final estarás dividida entre la presión y la frustración.

🌿 Y un último paso sería elegir qué Redes Sociales son las que mejor representan tu mensaje y con las que te sientes más cómoda. Tampoco es necesario que estés en todos sitios, sino en los que tú elijas según tu necesidad de proyección.

 

Entonces, ¿Cuál es el rol de las redes sociales en tu negocio, si la mayoría de las personas que contactan contigo no te encuentran por este medio?

 

Pues sencillamente, crear comunidad y generar seguidores que te conozcan desde la distancia y que afinen con tu mensaje. Después, de una manera orgánica y natural, querrán saber más y podrán inscribirse en tu lista de correo, para mantener una relación algo más cercana a tu trabajo. Y de ahí, una vez te conozcan, se convertirán en clientes, si aprendes como nutrir una relación con estas personas.

Si abordamos las redes sociales como una oportunidad de ser creativas y mostrarnos al mundo, lo viviremos con diversión y no con presión. Y de esta forma, compartiremos cuando así lo sintamos y lo haremos de una manera genuina.