Beautiful pregnant woman relaxing in the parkCon el nuevo año siempre llegan los nuevos proyectos que quiero manifestar a lo largo de este nuevo Ciclo Creativo.  A mi me encanta comprar mi nueva agenda anual a finales de Noviembre y con entusiasmo voy rellenando los espacios en blanco con mis ideas y buenos propósitos. Muchos de estos propósitos nacen de una genuina necesidad de cambiar algo en mi vida o mejorarlo, otros nacen del corazón y puede que no tengan lógica, pero me gusta expresarlos.  ¿Te pasa a ti lo mismo?… entonces bienvenida al Club…. Nos embarcamos en una aventura de 365 días que esperamos sea fructífera y llena de oportunidades profesionales.
 Nuestra lista es larga y de gran contenido  ….
  • Terminar de escribir el libro que comencé el año anterior….
  • Abrir un Blog…
  • Crear una página Web nueva…
  • Diseñar dos nuevos Programas para mis alumnas….
  • Organizar una charla por mes para darme a conocer….
  • Grabar una serie de vídeos para mis clientas ….
  • Contratar a una Mentora…
Y cuando leemos la lista nos sentimos motivadas y llenas de energía para llevar a cabo cada uno de estos proyectos ¿Verdad?…… luego las circunstancias comienzan a actuar y ocurre lo que ocurre: que comenzamos a olvidar alguno de ellos y a dejarlos aparcados en la carpeta de Proyectos.

Y ¿por qué ocurre esto? por variadas razones, pero las más comunes son:
  • Porque no priorizamos y nos abrumamos por todo lo pendiente.
  • Porque no creamos un plan viable que nos ayuda paso a paso a manifestar lo que deseamos.
  • Porque algunos proyectos no nacen de los verdaderos deseos de nuestro corazón y al final los abandonamos.
  • Porque nos dejamos arrastrar por el más sencillo, dejando para después lo que sabemos que nos puede transformar más profesionalmente por miedo a brillar.
Pero otras muchas veces es simplemente porque nos engañamos a nosotras mismas creyendo que cuando no trabajamos sobre un proyecto lo que hacemos es Gestarlo y dejar que madure en nuestro interior hasta estar listo para nacer…. ¿Te ha ocurrido alguna vez?  Entonces, ¿Cual es la diferencia entre Postergar y Gestar?
POSTERGAR … es dejar para mañana lo que podemos hacer hoy con cientos de excusas para no hacerlo (nosotras como mujeres somos muy creativas incluso en poner excusas). Es no abrazar nuestro poder por miedo a brillar y a tener éxito. 
GESTAR  es dedicar un tiempo todos los días, a dar forma a un proyecto a pesar de las circunstancias y a pesar de nuestros miedos. Es nutrirlo con ideas y con acciones alineadas que nos conduzcan a donde queremos llegar. Es ser pacientes mientras le damos forma y confiar en que paso a paso, el proyecto nacerá a la luz cuando esté maduro.Así que mi querida amiga, te invito a que reflexiones sobre en qué punto te encuentras respecto a tus proyectos y te atrevas a convertirte en una Matriz que Gesta de una manera pro-activa los sueños que deseas manifestar.
MI FIRMA

Deja un comentario