“Cuando el trabajo, el compromiso y el placer se hacen uno
y eres capaz de alcanzar la fuente donde vive la pasión, nada es imposible” 

Autor/a desconocida/o

¿Qué te llega al leer esta frase?… 

A mi me habla de cómo me siento cuando comparto con cada una de vosotras. Siempre he creído que soy una mujer afortunada, porque mi trabajo es mi pasión y mi vocación mi trabajo.

¿Puedes tu decir lo mismo? Si no es así, no te preocupes, yo también tarde en poder hacerlo, hasta que hace algunos años, decidí a dar un “salto de fe” hacia lo que yo consideraba era mi verdadera vocación en la vida.

Y aunque  estuve dudosa y llena de confusión durante mucho tiempo, me di cuenta de que de alguna manera esto ocurriá porque estaba negándome a escuchar mi propia intuición que me decía hacia donde ir,  pero a la que me resistía a seguir.Con el tiempo entendí que si no nos arriesgamos por aquello que creemos y sentimos es bueno para nosotras, ¿Que nos queda?.
En estos momentos mi trabajo profesional es mi manera de expresar el compromiso que tengo conmigo misma y con la vida y al mismo tiempo es una pasión interior que me llena de alegría y placer, así que cuando tengo un día bajo de energía o siento que los frutos de mi esfuerzo necesitan más tiempo para madurar, respiro profundo y CONFÍO, porque yo siento en mi corazón, que cuando la siembra se hace con confianza, pasión y amor, la cosecha de nuestra Alma siempre está llena de abundancia.
Te propongo una tarea desde hoy hasta la siguiente Luna Nueva:

* Crea una lista con 3 cosas que realmente te apasionen en relación a tu vida.

* Siembra en tu Alma estas semillas de pasión y atrévete a soñar con la cosecha que estas semillas te pueden ofrecer si les dedicas el tiempo suficiente.

* Comprométete durante estos 15 días hasta la siguiente Luna Nueva a regar cada una de estas semillas para que se nutran y fortalezca.

* Atrévete a dar los pasos que sean necesarios, para que nada ni nadie, aborten su crecimiento.

Recuerda que lo que te apasiona es lo que verdaderamente dará frutos sabrosos en tu vidaque merecerán la pena saborear, así que abre tu corazón a reconocer aquello que te apasiona y…¡¡atrévete a conseguirlo!!.

MI FIRMA