Si abrieras tu Agenda al azar,  ¿Qué revelaría de tus prioridades y objetivos profesionales?, ¿Tienes una agenda que te sea útil?, ¿Reflejas en ella cómo valoras tu tiempo?. Y lo que es más importante ¿La utilizas? 

Te confieso que durante gran parte de mi vida adulta, eso de tener una agenda me superaba. Solía comprar una todos los años, pero cuando llegaba la hora de apuntar no encontraba el momento y si apuntaba algo luego se me olvidaba mirar. ¿Para qué tener una agenda cuando puedo llevarlo todo en la cabeza?. Hasta que me tomé en serio mi práctica profesional, porque donde y cómo empleamos nuestro tiempo, determina los resultados que obtendremos a nivel profesional.
Mientras que para un hombre es más fácil abordar el tema profesional con la mentalidad de que “estoy trabajando, no me molestéis” las mujeres de manera natural derivamos a una mentalidad de “estoy aquí para quien necesite mi ayuda”. Esto refleja con claridad que muchas veces ponemos las prioridades de los demás por encima de las nuestras. A veces porque nos gusta “sentirnos necesitadas” y otras porque si no estamos disponibles de alguna manera sentimos que estamos siendo “poco amables”.
Entonces ¿Es posible manejar de una manera equilibrada nuestra Agenda sin desatender a las personas que amamos?  Pues aquí te comparto algunas claves que a mi personalmente me funcionan:
CLAVE #1  Informa a tu familia que estás trabajando y que a menos que la casa se prenda fuego, que no te molesten. No solo trabajas cuando sales de casa para atender a un cliente en consulta, sino también cuando te organizas los horarios, las promociones de tus eventos o el marketing on-line. Hay mucho que hacer en un negocio aparte de atender a los clientes.
CLAVE #2 Escribe siempre tus prioridades profesionales en tu Agenda, eligiendo día y hora de realización. Escribir una lista de las cosas que tenemos que hacer es un primer paso, lo siguiente es agendarlo. Si no eliges día y hora, no lo harás, lo olvidarás o te estresarás pensando que no tienes tiempo de hacerlo.
CLAVE #3  Reserva todos los días al menos 1 hora para organizar tu marketing: crear folletos, actualización blog/web, promoción en las Redes Sociales etc…
CLAVE #4  Reserva todos los días al menos 1 hora para adelantar tus nuevos proyectos: creación de nuevos programas, creación de contenidos, escribir artículos, diseñar tu Boletín etc….
CLAVE #5  Dedica un día o dos a grabar tus vídeos o podcasts. Cuando lo haces en grupo, el esfuerzo está más concentrado, te será más sencillo de abordar y dispondrás de más tiempo para ti y tu familia.
CLAVE #6  Agenda cada mes un día para dedicar al menos 2 horas seguidas a terminar proyectos o temas pendientes. Esto te ayudará a enfocarte, a no dejar cosas atrás y a mantener tu agenda al día.
Bien, para empezar es suficiente. Si pones en práctica estas claves verás cómo no es tan difícil y podrás organizar tu tiempo de una manera más efectiva. ¡¡Y todavía te queda más de medio año para aprovechar tu agenda !!

MI FIRMA